Beneficios de la estimulación temprana para bebés

17-feb-2017 16:23:00 / POR Kínders del Real

centro-de-estimulacion-temprana-beneficios.jpg

Nuestros hijos están en constante estimulación desde que nacen, pues todo lo que los rodea les envía información nueva sobre las maravillas del mundo que se abre ante ellos.

Hay diversas técnicas y teorías respecto al inicio y aplicación de los métodos de aprendizaje en cada centro de estimulación temprana. Hoy, en el blog de los Kínders del Real, te explicamos cuáles son las ventajas y beneficios de estimular a tu bebé para propiciar un desarrollo efectivo, afectivo, sensitivo y, sobre todo, integral.

En un principio, no hay mejor estímulo que todos los sonidos y sensaciones que la madre de un recién nacido provoca, desde su primer llanto hasta llegar a sus brazos.

¿Recuerdas cuando nació tu pequeño y lo acercaron por primera vez a ti? Seguramente tu cercanía y olor le dieron tranquilidad y paz, así como el calor de tus brazos lo llenaron de confianza y seguridad.

Sin saberlo, en ese momento inició su camino en el proceso de desarrollar, por medio de sus sentidos, una memoria que le permitirá reconocer tu voz, olor y la sensación de tu piel al tomarlo entre tus brazos.

Al paso de las semanas, tu pequeño estará más alerta a los sonidos y las imágenes porque le causan curiosidad. Además, su cuerpo va logrando, con rapidez, captar del medio todo aquello que le interesa. 

Imagina que su cerebro es una pequeña computadora lista para aprender cosas nuevas y tiene una capacidad inimaginable de almacenar y clasificar toda la información posible.

¿Cuándo se recomienda la estimulación temprana para bebés?

Como padres de familia, es normal tener dudas sobre nuestras decisiones (pensando si lo que hacemos es correcto) e incluso, al cambiar la dinámica con el nuevo integrante de la familia, se dificulta tener más tiempo para generarle nuevos aprendizajes.

Por otro lado, en la medida en que tu bebé crece, requiere vivir situaciones específicas para crear nuevos conocimientos y afianzar los que ya integró.

A partir de los tres meses de edad tu pequeño puede iniciar clases en un centro de estimulación temprana, guiadas por un especialista que brinda una línea de trabajo que permite –a padres e hijos– aprender y conocer nuevas técnicas de desarrollo motriz, texturas, lenguaje e iniciar la socialización. 

En casa, pueden servirte los siguientes tips para reforzar la estimulación en tu pequeño de forma ordinaria:

  1. Permite que tu pequeño mire, toque y pruebe la mayoría de las cosas que están en su alrededor (con las debidas precauciones).
  2. Propicia nuevas sensaciones en pies y manos. Si el clima lo permite, saca de vez en cuando los calcetines de sus pies y exponlo a nuevas sensaciones: pasto, tierra, arena, etc. Recuerda que la memoria táctil es primordial en tu hijo y su primera fuente de contacto.
  3. No tengas miedo a experimentar.
  4. Dale confianza en esta nueva experiencia, recuerda que tu hijo aprende por imitación. Dense la oportunidad de experimentar en familia nuevas sensaciones y compartir experiencias, esto fortalecerá el vínculo afectivo y permitirá que el aprendizaje sea permanente.

Para concluir, recuerda que no hay mejor forma de aprender que llevar a tu pequeño de la mano.  

Te invitamos a compartir el inicio de esta etapa en nuestro Gimnasio de Estimulación Temprana, el cual permitirá que tu hijo genere nuevas redes neuronales, fortalezca sus músculos y, juntos, descubran todo lo que el mundo tiene preparado para ustedes.

 

Topics: Kínder del Real

Suscríbete

Más Populares