El kínder y el proceso lecto-escritor

10-feb-2017 13:49:00 / POR Kínders del Real

kinder-en-san-luis-potosi-proceso-lecto-escritor.jpg

Es increíble ver cómo tu pequeño(a) en la etapa de kínder desarrolla muchas habilidades –que nos maravillan– y que le serán de gran utilidad para apropiarse de nuevos procesos, complejos pero necesarios para lograr un crecimiento integral. Una de las herramientas más importantes es la lecto-escritura, porque orienta y da estructura a su pensamiento. 

Leer es comprender, interpretar y relacionar un texto, resultando más eficaz si se relaciona con otros conocimientos o experiencias propias de tu hijo(a), para convertirse después en un proceso reproductor de ideas plasmadas que se denomina “escritura”. 

En nuestro kínder en San Luis Potosí nos interesa brindar una educación de excelencia, por lo que buscamos preparar a tus hijos e hijas para la vida.

Es muy importante, cuando se habla de lecto-escrituraplanear una enseñanza adecuada para cada etapa de tus hijos, aprovechando las bondades que su sistema de madurez nos brinde y respetando los ritmos individuales con los que cuenta.

¿Cómo inicia el proceso lecto-escritor?

Desde muy pequeñitos, tus hijos tienen la inquietud de reconocer códigos que muestran un significado para ellos, algunas veces por una vivencia agradable o por algún alimento que ellos disfrutan mucho. Tal es el caso de letreros como el de alguna marca reconocida de sopa, hamburguesas o bebida gaseosa.

Este primer momento es llamado etapa global y, a partir de él, pasará por distintas fases como la etapa de decodificación fonética y gráfica, buscando como objetivo central consolidar el gusto y la alegría de aprender a leer y escribir.

Hablando específicamente de la escritura

Es muy importante aprovechar las bondades que nos concede esta etapa de desarrollo, según las características cerebrales, para impulsar la plasticidad y la posibilidad de generar conexiones neuronales.

Por otro lado, partiendo de las funciones propias de cada hemisferio cerebral, en los Kínders del Real contamos con un programa de desarrollo de destrezas manuales y de pre-escritura.

La finalidad de este programa es favorecer la memoria a largo plazo, mecanizando los trazos mediante estrategias agradables para los alumnos que, por consiguiente y en coacción de hemisferios cerebrales, lograrán realizar procesos individuales de comprensión.

¿Cómo puedo participar en este proceso de mis hijos?

Aquí te presentamos algunos consejos prácticos para el proceso lecto-escritor:

  1. Introduce a tus hijos(as) al mundo de las letras de una forma natural, respetando sus ritmos sin forzarles cuando no estén preparados(as). Déjales observar las letras, que intenten trazarlas y pregunten por ellas. 
  2. Aprovecha su curiosidad. Busca objetos y actividades que les interesen y aprovecha para introducirles la lectura. En edades tempranas, bastará con mostrarles por escrito las letras iniciales del nombre de un objeto y más adelante puede leerse información sobre este objeto. 
  3. Muéstrales que las letras nos rodean continuamente, que estamos en un mundo de mensajes escritos. Utiliza carteles en la calle, su nombre escrito, la lista del supermercado y, ante cualquier escrito que llame su atención, motívales: “¿quieres saber lo que dice aquí? Ven conmigo, vamos a leerlo”.
  4. Haz del aprendizaje algo significativo y muy divertido.
  5. Aporta un sentido de aprendizaje a cada momento que lo permita, empleando actividades motivadoras y lúdicas, jugando con las letras o buscando textos que les interesen. Por ejemplo, si a tu hijo interesa el fútbol, intenten escribir juntos los nombres de sus jugadores favoritos o jueguen a escribir sus iniciales con espuma sobre la pared de la ducha. Las opciones son interminables. 
  6. Para que comprendan la importancia de la lectura, deben verla como algo importante para su vida cotidiana. Puedes emplear las instrucciones de un juego, los datos de alguna invitación a una fiesta o algún evento familiar. 
  7. Sé un buen ejemplo. Si quieres que lean, procura que ellos te vean leer y disfrutarlo. Ten libros de texto escritos adecuados a su alcance. En los primeros encuentros entre ellos y los medios escritos, sé paciente y empático, esto marcará la pauta para disfrutarlo posteriormente
  8. Léeles en voz alta. Es una forma de hacerles comprender lo que un escrito nos transmite y la importancia de la entonación, al igual que inculcarles el gusto por la lectura mientras te involucras directamente en el proceso.

Y, por último, recuerda que esta etapa con tus hijos sólo la vivirás una vez, por lo que es importante estar siempre consientes de disfrutar cada momento con ellos y vivirlos con plenitud.

Te invitamos a conocer en los Kínders del Real otras áreas donde nos especializamos para acompañarte en la formación integral de tus hijos.

 

Topics: Kínder del Real

Suscríbete

Más Populares