El corazón es un resorte

08-mar-2019 12:52:06 / POR Instituto Real de San Luis

Instituto Real de San Luis

Mejores_colegios_de_san_luis_lectura

En “El corazón es un resorte” Pablo Boullosa ha logrado salirse de la caja de las obras dedicadas a temas educativos a través de una serie de ensayos destinados a los educadores con la intención de estimular la inteligencia.

Las dos tareas profesionales que ejerzo, la crítica literaria y la educación, son totalmente ajenas a mi formación universitaria, por ello, normalmente suelo leer dos libros a la vez, el primero siempre guarda relación con la literatura, mientras que el segundo tiene carácter pedagógico con miras a robustecer el trabajo dentro y fuera del aula.

Siendo sincero, guardo cierta simpatía a los libros del segundo tipo, porque aunque la mayoría son lecturas fáciles y en extremo accesibles, llevar su contenido a la práctica implica un reto a veces demoledor. A pesar de haber leído algunos cuantos, jamás había tenido en mis manos un libro como El corazón es un resorte.

Por lo regular las obras dedicadas a temas educativos suelen ser parecidas, muestran estadísticas, desgranan estrategias para el trillado aprendizaje significativo o desarrollan explicaciones sobre la fisonomía interna del niño y el adolescente. Sin embargo Pablo Boullosa ha logrado salirse de la caja, valiéndome del popular slogan de algunos autores del “management” moderno, y labrar una obra cuya propuesta ha supuesto, para mí, un jovial parteaguas.

El gran Leonardo Polo en “Ayudar a crecer, cuestiones filosóficas de la educación”, apoyándose de los aportes aristotélicos y las posteriores correcciones y comentarios de Santo Tomás de Aquino al “opus aristotelicum”; establece la necesidad de forjar la imaginación de la persona:

“La educación de la imaginación es muy importante, porque si la imaginación no alcanza su nivel máximo, la inteligencia funcionará mal...porque la inteligencia depende de lo que se le dé para abstraer, porque la inteligencia empieza abstrayendo a partir de imágenes.”

Pablo Boullosa tiene claro los lineamientos de Polo. Mediante los estudios del irlandés Kieran Egan, padre de la Educación Imaginativa, desarrolla una serie de ensayos destinados a las personas con encargos de formación con la sencilla intención de apoyar el estímulo y crecimiento de la inteligencia.

A diferencia de otras teorías pedagógicas, las cuáles suelen centrar su atención en un solo aspecto de la persona, la propuesta de Egan es más completa de lo que parece. Se trata de ayudar a educar la imaginación, a fin de preparar la inteligencia con miras a calibrar el actuar del hombre de un modo recto y correcto, como diría Carlos Llano, y en consecuencia alcanzar la vida lograda. Estamos frente a una educación capaz de hacer frente a las exigencias de la vida.

Años atrás un muy querido amigo mío, brújula literaria, respondió a una de mis formulaciones de manera apabullante y exquisita, le pregunté “Tú ¿para qué lees?” y vino la contundente respuesta: “para hacerme más inteligente”.

El corazón es un resortePablo Boullosa tiene clara la afirmación de mi amigo. Si bien la literatura permite al hombre tener acceso a realidades inalcanzables por su propio pie, también puede verse cómo una valiosa plataforma para el ejercicio neuronal.

Hace algunos años, otro gran profesor de Filosofía afirmaba que “es más fácil conocer al hombre leyendo toda la obra de Shakespeare, en lugar de estudiar mil manuales de Antropología Filosófica”. El fondo de “El corazón es un resorte” engloba dicha afirmación y leyendo la magnífica obra de Pablo, pude encontrar la misma suerte.

Cada vez me convenzo más, necesitamos historias porque las historias nos ayudan a cambiar. Parte de la riqueza de “El corazón es un resorte” estriba en las innumerables referencias a los clásicos. Este tipo de libros, en palabras del enorme Ítalo Calvino, “nunca terminan de decir lo que tienen que decir” porque hablar o escribir acerca del hombre es inagotable e inabarcable. Por ende, si conseguimos educar la inteligencia y la imaginación, la educación hará estragos en el corazón humano dando al mundo “un poco de maravilla”.

Escrito por el Lic. Miguel Ángel Martínez Romero. mmartinez@irsl.edu.mx

Topics: Educación en valores