Los niños y las mascotas

02-jul-2019 11:04:42 / POR Kínders del Real

kinder-del-real-los-niños-mascotas

Si tienes hijos, seguramente te han preguntado alguna vez si pueden tener una mascota y te han puesto en el dilema de aceptarlo o no. Nunca te precipites al tomar esta decisión, ya que antes de hacerlo debes tener en consideración algunos puntos importantes, tal como el espacio, tiempo, alergias, compromiso, etc.

Te invaden dudas tales como: ¿tenemos el espacio adecuado para tener una mascota?, ¿algún miembro de la familia tiene alguna alergia?, ¿tendremos el tiempo necesario para cuidarlo?, ¿quién lo cuidará realmente?, ¿estamos dispuestos a adquirir este compromiso de por vida? Y finalmente, una vez que pase la emoción de su llegada, ¿seguiremos comprometidos con darle una vida digna a ese animalito?

Porque al momento de aceptar un nuevo miembro en nuestro hogar, debemos estar conscientes de que este pequeño ser pasará a formar parte de la familia, con las necesidades vitales de cariño y atención de cualquier otro miembro.

Sin embargo, es cierto que las mascotas son maravillosas cuando la decisión de adquirirlas u adoptarlas es completamente consciente. Y los niños en edades tempranas son quienes más pueden vivir intensamente estas ventajas con sus mascotas. A continuación, te platicamos sobre los beneficios que tendrán tus hijos al tener una mascota.

En general, los beneficios que aporta una mascota en la vida de cualquier persona son innumerables, tales como: aumento de la longevidad, la compañía de cualquier mascota aumenta la calidad de vida de una persona, reduce el estrés, mejora el estado físico y mental y en ocasiones ayudan a superar la depresión, por mencionar algunos.

Además de esto, en el caso específicamente de los niños, también contribuyen en el desarrollo de sus valores, virtudes y habilidades motrices y sociales, ya que los obliga a asumir responsabilidades, mejoran su autoestima y aumentan la empatía, además de que, en la mayoría de los casos, fomentan la integración familiar.

¿Qué responsabilidad puede asumir mi hijo con su mascota?

La responsabilidad que le daremos a nuestro hijo dependerá de su edad, es decir, si es pequeño nos podrá ayudar a proporcionarle agua y alimento, conforme vaya creciendo lo podemos involucrar más en las tareas del hogar y en el cuidado de la mascota, por ejemplo, cepillarlo, ayudar a bañarlo, comenzar a limpiar el área destinada para la mascota, llevarlo a pasear, etc.

El tener una mascota facilita las relaciones interpersonales, fomenta la alegría, disminuye la tristeza y las sensaciones de amenaza y miedo. Además de que al estar en contacto con mascotas el aprendizaje de muchas cosas se hace de manera natural, ya que la motivación es muy alta.

Los lazos que se forman entre la mascota y el niño ayudan a superar la sensación de miedo y tristeza, la mayoría de las veces, abrazar a su mascota le ayuda a sentirse más tranquilo y seguro, la mayoría de los niños perciben en su mascota un apoyo emocional tan parecido como el que sienten de sus familiares.

Además de todos estos beneficios, una mascota podrá motivar a nuestros hijos a jugar y activarse físicamente, lo que lo alejará del sedentarismo.

Recuerda que, aunque son muchos los beneficios que aporta tener una mascota, debemos tener siempre en consideración antes de tomar una decisión, el enseñar a nuestros hijos mediante el diálogo y el ejemplo, la importancia del cuidado adecuado de los animales como seres vivos, ayudarles a entender que no son un juguete y que no debemos lastimarlos o descuidarlos.

En el Kínder del Real nos preocupamos por acompañar a nuestros padres de familia en la formación para la toma de decisiones como esta, informándonos de los beneficios que nos aporta y las implicaciones de tomarlas. Si eres un padre de familia interesado en estos importantes temas, te invitamos a explorar nuestros demás artículos de blog y venir a conocernos para platicarte todo acerca de nuestro proyecto educativo integral.

Descarga aquí >

Topics: Kínder del Real, Educación en valores

Suscríbete

Más Populares