10 consejos para que tus hijos coman mejor

02-abr-2019 15:11:14 / POR Instituto Lomas del Real

consejos-para-hijos-coman-mejor

Con frecuencia escucho comentarios de este estilo entre algunas mamás: “mis hijos no comen bien”, “ya no sé qué darles para que coman bien”, “siempre comen comida chatarra”, “nunca comen verdura”, “comen puras papas entre comidas”, “no les gusta desayunar”, “no les gusta el agua”. 

Y me pongo a pensar: “¿Quién les enseñó a comer así? ¿Quién les compra las papas, los refrescos? ¿Cómo será el estilo de comida de esas familias? También me doy cuenta que muchas personas no están dispuestas a invertir en comer bien y tampoco quieren cambiar sus hábitos alimenticios ni el tipo de comida que consumen.

Cuando pensé en cambiar el tipo de comida que había en mi casa tuve que tomar una decisión tajante y decir: “Hasta aquí, yo tengo el control, yo voy al super, yo decido qué comen aquí en mi casa”, aunque mis hijos ya son grandes y pueden comer lo que “ellos quieran” por lo menos en mi casa decido yo.

Les contaba a mis amigas que comíamos más carne, de mejor calidad, pescado, aguacate, almendras, nueces, frutos rojos, leche de almendra o coco, no más cereal, ahora proteína en la mañana, me decían: “Oye eso es muy caro, no hay presupuesto que aguante”, ¿pero qué creen? Gasto menos, quité de mis compras: leche, azúcar, harina, pastas, cereal, galletas, mermelada, Nutella, cajeta, Chocomilk, latas y mi lista bajó y con eso bajó mi gasto.

Diez consejos para que tus hijos coman mejor:

1.- La comida de tus hijos es tu responsabilidad, ellos no van al super, ¿no quieres que coman galletas? ¡No se las compres y punto!

2.- Los papás tienen que comer muy pero muy bien siempre, al menos frente a ellos. Si quieres que tus hijos sean buenos, tu deberás ser bueno. Regla básica: se educa con el ejemplo, porque los niños a veces no escuchan, pero siempre imitan. 

3.- Aprende a cocinar y enséñales. Tenemos una generación de niños y jóvenes que saben hacer pocos platillos en la cocina, pero te instalan 18 programas en un iPad. Comer es una necesidad básica, dale importancia, convive cocinando. Si son muy pequeños, enséñales los olores de algunas frutas, hierbas y especias, momentos como esperar a que el platillo salga del horno mejoran su paciencia. Si son más grandes hagan la cena juntos o cocinen un sábado la comida de la casa.

4.- Contagia a tu familia, poco a poco, con el ejemplo, tus acciones dicen más que tus palabras. Lee, prepárate, documéntate para poder decir con certeza lo que ayuda o lo que no ayuda a la sana alimentación y si son grandes dales la libertad de elegir, recuerda: siempre observan.

5.- No te dejes engañar por la mercadotecnia, lee las etiquetas, haz preguntas e investiga.

<< La importancia del lunch para crear buenos hábitos alimenticios >>

6.- Vuélvete consciente de lo que comes. La tortilla con salsa y queso no es un desayuno, aunque le digas chilaquiles. Baguette, panini, ciabatta o el nombre que tengan ahora las tortas, sigue siendo una cantidad muy grande de harina con muy poca proteína si es que la tiene. Lo mismo pasa con los menús de niños, ponerles nombre divertido a sus comidas como “nuggets”, “dedos de queso”no las hace saludables, dales comida que los alimente no que los entretenga.

7.- No cedas, no te rindas, no caigas. Si tienes a un niño adicto al azúcar te entiendo, y simplemente no les des la opción: "¡Mamá dame una galleta!" y tú dirás: “¡No hay!” - Pero que sea verdad, si no hay en tu casa pues no hay y punto. 

La mayoría come eso por aburrimiento, ofrécele unas fresas, unas almendras, un rollito de jamón, si no lo quiere es que realmente no tiene hambre.

8.- No premies o castigues con la comida, la comida es para nutrir, para educar y para manifestar nuestro amor, no para otra cosa. Si se portó mal no lo castigues quitándole su comida favorita, si tocaba esa comida sírvela normal, que no relacione los castigos y premios con la comida.

9.- Recuerdo cuando mi mamá nos decía: "Esta casa no es restaurant, se comen lo que les hice". Si tus hijos no quieren comer algo de lo que les das, no les des importancia, solo sé firme no le des otra cosa y no le des más de lo que les guste. Si no quiere comer que no coma, no te sientas mal y no lo compenses dándole una cena “rica y sustanciosa” ni tampoco lo castigues con una “mala” cena o con lo mismo del medio día, cenen normal y cuando toque dar lo mismo que no le gusta, vuélvelo a presentar e inténtalo de nuevo.

10.- Coman juntos, tengan un horario, eviten la televisión y definitivamente el celular. Comer en familia es un momento muy especial, se enseñan modales, maneras, se nutre al cuerpo, se nutre a la familia y se nutre al corazón.

La comida no solo alimenta, también nos da identidad, nos humaniza, nos ayuda a relacionarnos con los demás y en primer lugar con nuestra familia. Por ello, en el Instituto Lomas del Real la materia de Lifestyle aborda temas de cocina y nutrición para orientar a nuestras alumnas a tener hábitos saludables.

Conoce por qué nuestro proyecto educativo nos hace uno de los mejores colegios en San Luis Potosí.

Colegiaturas para Primaria - Instituto Lomas del Real

Topics: Educación en valores